Zapatos de novia

Zapatos de novia 2019- Te lo contamos todo

Los zapatos de novia en 2019.

Los zapatos son el complemento de mayor importancia en el gran día, el calzado debe acompañar al vestido, pero no es único factor a tener en cuenta. Elegir el modelo y la horma que se adapte a tu pie, la altura y la sujeción hará que te olvides de tus zapatos salvo para recibir halagos y provocar la admiración de invitadas, madrinas y demás invitados.

La textura del calzado para novia.

En el caso de que nuestro vestido lleve encajes,  bordados, pedrería, etc, deberemos llevar unos zapatos de novia lisos, sin pieles ni tejidos grabados, a menos que el tejido sea exacto al del vestido (algo poco probable sino es un zapato forrado con la misma tela que el vestido).

Si el vestido por el contrario es liso, podremos jugar con nuestros zapatos e incorporarles vida, con texturas grabadas, pedrerías, tejidos en diamantes, serpientes, y un sinfín de opciones para jugar con su diseño que tu zapatería sabrá recomendarte.

El color del tejido.

También este factor es muy importante. Hoy día el color en nuestros zapatos de novia es una tendencia al alza, pero CUIDADO!, podemos pasarnos de la raya y no acertar.

Tenemos que tener en cuenta, que si nuestro vestido no lleva color y lo acompañamos de unos zapatos azul eléctrico  por ejemplo, podría ocurrir que nuestros invitados sólo recuerden el color de los zapatos que llevábamos ese día pero no sepan decirnos cómo era el maravilloso vestido que con tanta ilusión lucíamos. Como hemos dicho antes, los zapatos son el complemento perfecto para destacar al protagonista, el vestido.

Si queremos ponernos un color fuerte en el calzado, pensaremos siempre en meter el resto de complementos en ese color (ramo de novia, cinturón, tocado, bolso, etc…), así estaremos seguras de que nuestro outfit se vea armonioso y la vista de los ojos que nos miren se reparta por todo nuestro look y no solo en nuestros pies.
El zapato debe acompañar al vestido y no quitarle el protagonismo.

La altura del tacón.

Este punto es uno de los que más nos preocupan, porque todas querríamos llevar unos zapatos de novia con un tacón alto y fino para ese día, pero sufrimos pensando en que no lo aguantaremos, a veces ni tan siquiera el rato de la ceremonia.
Dependerá también mucho de nuestro vestido.
Si el vestido lleva corte a cintura, el problema no existirá ya que este tipo de corte no requiere de altura para poder lucir bien el vestido, más allá de vernos más o menos altas al lado del afortunado.
Sin embargo si el vestido es un corte a cadera o tipo sirena, lo siento, sí o sí necesitamos altura en nuestros pies para que el vestido luzca perfecto, ya que no queda igual con un tacón bajito que con 10 cm. Habrá que intentar que la pierna se tense y la cadera quede alta.
Sólo podremos evitarlo si medimos 1,80cm y nuestras piernas se parecen a las de Julia Roberts…
Tendremos que pensar en que la altura mínima con este look deberá ser de7,5/8 cm y tampoco nos pasaremos por arriba no más de 10/11cm.
Eso sí, llevad la altura que sepáis llevar, si no estamos acostumbradas a los tacones, no nos pondremos tacones: da mucha vergüenza ver tanto “pato mareado” vestida de novia. Podemos estropear el look si no llevamos unos zapatos que podamos dominar.

La plataforma.

Muchas tienen la tentación de ponerse un tacón muy alto y suplir el sufrimiento buscando un zapato con plataforma delantera de más de 2 cm.
Por favor, no vamos a la disco, nos casamos y es un día en el que todos deberán admirar nuestra elegancia, debemos parecer princesas de nuestro propio cuento, y no veo a Cenicienta con plataformas. Sino podemos llevar esa altura, no la llevaremos y ya está. No vamos de Drags Queens.
Mi abuela decía “menos es más” y en esta ocasión hay que rendirle  homenaje a la frase.

La forma.

La forma de los zapatos de novia o tipo de modelo es otro punto a controlar.
Yo siempre recomiendo que a nos ser que estemos acostumbradísimas a llevar tacones y la forma de nuestro pie nos lo permita, para ese día no llevaremos salones, stilettos o escarpines. Vamos a asegurar nuestros pies y ponernos algo atado a tobillo o empeine que haga que nuestros pies no se muevan demasiado.
Este punto es tan importante que hablaremos de ello PROXIMAMENTE!!!
[orbital_cluster categories=”2″ order=”DESC” orderby=”menu_order”]
Publicado en Blog.

Deja un comentario